SLIDER

Beach waves: el peinado del verano

30.12.14


Para quienes pasamos nuestro verano en la ciudad, el peinado del verano, las beach waves, no son algo inalcanzable, no no. Gracias a las bondades de la peluquería y de los productos capilares, ahora se pueden lograr unas ondas divinas que parezcan de recién llegada del caribe aunque sólo tengamos pelopincho en el fondo de casa. Hay varios productos que logran el efecto surfer, uno de mis preferidos es Surf Spray de Bumble & Bumble, pero en el país no se consigue. El otro es Beach Waves de L'Oréal Professionel Wild Stylers.

Este producto, Beach Waves de Wild Stylers por L'Oreal Professionnel, es un líquido texturizante que puede usarse en todo tipo de cabellos. A los más lacios como el mio, nos aporta textura y una cierta separación de mechas, a los rulos, los define y le dá cuerpo.

Además de la textura, en verano puede usarse a la mañana en las raíces después de lavarse el cabello (y dejen que se seque naturalmente) para dar volumen y evitar que el cabello se ponga grasoso, porque la sal absorbe la transpiración del cuero cabelludo y el sebo. También es un aliado ideal para hacer esos recogidos con volumen o los rodetes estilo Carrie Bradshaw cuando tenemos pelo de japonesa.

Tiene en una presentación spray con gatillo muy práctico y con traba para no tener accidentes. Puede aplicarse sobre cabello húmedo o seco, todo según el acabado que le quieran dar al peinado.

Si tienen el cabello ondulado, pueden aplicarlo sobre el pelo húmedo mientras le dan forma con los dedos. Al secar, las ondas se formarán naturalmente y se separarán. Si tienen el cabello liso, también pueden aplicar el producto mientras esté húmedo y después usar alguna técnica para ondular (el truco de hacerse una trenza y apretar  los mechones con la planchita parece ser el que mejor les funciona a muchas). También pueden realizar torzadas, aplican el producto, secan y listo.



Al ser un producto para dar textura, deja el cabello un poquito duro y el efecto de mechas separadas se mantiene por unas cuantas horas. En cabello lacio, se retira bien con un cepillado. Deja un perfume muy agradable y sin brillo de spray, es bien mate. No apelmaza y otorga volumen para quienes no tenemos ni una onda.


Sería de caradura que les dijera que uso este producto para tener ondas porque no llego con el centimetraje, pero si me aporta un volumen interesante y una separación de mechones sin necesidad de usar cera. Lo bueno de usar este producto es que se va con un cepillado que, a diferencia de la cera, no me obliga a lavarme el pelo si no quiero que quede engrasado (no es que sea mugrienta, recuerden que tengo el cuero cabelludo sensible y se irrita si lo lavo demasiado).

A otra persona a la que le viene perfecto es a mi hija, la que hace unos años tenía rulos... que ya se le fueron. Ahora mi Leta tiene ondas para nada definidas, que si bien le quedan divinas, a veces me gustaría que tuvieran más estilo. Al menos con este producto puedo generarle unas mínimas mechas surferas que vayan con su onda rebelde.

En la foto se ve el cabello húmedo después de salir de la pileta (es en serio que no me deja acercarle un peine) y cómo se le marcan las mechas después.


Es un producto que rinde bastante en pelo ondulado (para las lacias se va a necesitar un poco más de lo normal) y cuesta $250. El envase es súper práctico y con dos o tres vaporizaciones alcanza para ver cambios. Puede conseguirse en peluquerías y en locales especializados.

El producto fue entregado gratuitamente por la empresa para una review.

Compra internacional: Ole Henriksen

29.12.14


¿Hay alguien por ahi? Hola! Desde hace tiempo que tenía ganas de hacer la review de esta crema, pero siempre hay alguien que se queja porque no se consigue por acá... así que aprovecho que somos pocas, así la puteada es más chica, y hago la reseña de esta crema fa.bu.lo.sa: Truth Crème Advanced Hydration de Ole Henriksen, que podrán comprar si viajan o si consiguen a alguien que se las traiga.

Se trata de una crema con la consistencia de un suero, es casi agua, se esparce muy fácilmente y se absorbe casi de inmediato. Es tan leve que ni se siente sobre la piel. Tiene un leve color naranja y un fuerte aroma cítrico, porque claro, tiene agregado de vitamina C.


Además de la vitamina C, que promueve la formación de colágeno, ilumina y cicatriza, tiene otros ingredientes en su formulación:

  • Escualeno: previene el envejecimiento y reestablece el equilibrio natural de la humedad de la piel. Previene la formación de manchas, suaviza arrugas, suaviza y cura la piel agrietada.
  • Aceite de jojoba: químicamente es similar al sebo humano, no tapa los poros ni genera reacciones adversas. Tiene altos contenidos de vitamina E antioxidante. Es un humectante profundo.
  • Aceite de girasol: se absorbe rápidamente por la piel, hidrata, es antioxidante, tiene altos niveles de vitamina E y funciona perfectamente en piel grasa y/o acneica.
  • Pensamiento: es una flor con altos niveles de vitamina C, alfa tocopherol, flavonoides y betacarotenos. Es excelente cicatrizante, suaviza la piel y es excelente para la psoriasis.
  • Caña de azúcar: antioxidante.
  • Arce Azucarado: mejora la luminosidad de la piel y es rico en zinc y hierro.
  • Soja: retiene la hidratación, es antioxidante y estimula la producción de colágeno.
  • Avena: evita la deshidratación de la piel y es antiiflamatoria.
  • Macadamia: rico en ácidos grasos, suaviza e hidrata, es tonificante y antioxidante.
  • Bisabolol: suavizante, cicatrizante, calmante y antiinflamatorio.
  • Ginseng: poderoso antioxidante, retarda el envejecimiento, mejora la elasticidad, desintoxica y libera la piel de los radicales libres.
  • Arándano: astringente y tónico.

Un ingrediente más lindo que el otro, ¿no? Y todos ellos hacen de esta crema un cocktail de suavidad y luminosidad. A las pocas semanas de usarla, la piel se ve diferente. Aunque es un tanto cara (us$45) cumple con su función de mil maravillas. Rinde mucho, así que tampoco se nota tanto el costo.

Para estos días hiper calurosos, es una crema ideal porque no se siente ni deja la piel pastosa. Casi que podría usarla sola (pero no, mis creencias no lo permiten).

Así que si viajan o algún conocido se las puede traer, no lo duden: es cara, pero lo vale.

¿alguien la probó?

Crema de limpieza Exel: pule pero no lija.

23.12.14


En mi visita a la Maison Exel conocí a mi nueva amiguita para el verano: la crema de limpieza de acción pulidora de Exel. Como resulta que durante el verano el uso de ácidos no es lo mejor para la piel, tenemos que recurrir a los exfoliantes mecánicos (pueden leer haciendo click acá sobre la diferencia entre los exfoliantes químicos y los mecánicos).Y he aquí una nueva preferida.

Resulta con esta crema que no es un exfoliante que uno coloca sobre la piel y refriega. Se coloca sobre la piel seca, se masajea y se la deja sobre la piel unos minutos, como si fuera una mascarilla. La acción exfoliante va a eliminar impurezas y células muertas de la superficie de la piel, mientras que otros de sus activos vegetales van a descongestionar la piel y estimular la microcirculación. Puede retirarse con agua o con un algodón (y dejar resto de la crema y algún que otro pedazo de partícula exfoliante).


La crema en si es un tanto densa, tiene una textura bien típica de las mascarillas. Tiene una fragancia muy agradable y se esparce fácilmente. Como ingredientes pulidores tiene semillas de albaricoque, lo cual no es lo mejor según algunas fuentes, pero es preferible al azúcar. Tampoco hay tantos restos de semillas en la crema, lo que la hace un exfoliante equilibrado: no es lija, pero tampoco es lo mismo que nada. Exfolia lo justo y necesario.



Además de las semillas, entre sus ingredientes podemos encontrar:
  • Centella asiática: es antioxidante, antiinflamatoria, estimula la producción de colágeno, mejora la circulación y elimina toxinas.
  • Hiedra Hedera: vasodilatadora y elimina toxinas de la piel.
  • Ginkgo Biloba: mejora la circulación sanguínea, es antioxidante y antiinflamatorio.
  • Malva: emoliente, alivia piel irritada y mejora las afecciones de la piel.
  • Hammamelis: desinfectante, antiinflamatorio. Tiene flavonoides y taninos, que favorecen el flujo de sangre y mejoran la resistencia de los capilares.
  • No tiene, como muchos de los productos de esta marca, aceite mineral o petrolatos. 
Como exfoliante es un producto equilibrado, ni un extremo ni el otro. Tiene el agregado de los otros componentes que le dan un plus interesante. La presentación del producto es en frasco de 80 gr y el precio es $188. Si lo van a usar 1 vez por semana o cada 15 días, es un producto rendidor (tampoco es necesario colocar mucha crema, con un poco ya se logra el efecto deseado). Tiene buenos resultados y un precio acorde. Esta crema resultó ser la mejor compañera de mi mascarilla de Rosa Mosqueta de Weleda, así que tendrá larga vida en mi rutina.

¿alguien la probó?

Mis brochas

22.12.14


Aunque mis dotes para el maquillaje dejen mucho que desear, al menos tengo buenas brochas para mejorar un poco lo que hago en esta cara y que los resultados no sean tan catastróficos.

Hasta hace poco amaba usar los dedos para maquillarme y, aunque sigo usándolos en varias oportunidades, creo que el quiebre se dió apenas conocí la brocha de Shiseido, Perfect Refining Brush. Esta brocha es ideal para aplicar todo tipo de bases (líquidas, cremas o polvo). También la uso para aplicar el iluminador en crema. El maquillaje queda muy uniforme, ligero y sutil pero con buena cobertura. Tiene cerdas gruesas y cortas, al igual que el mango, pero es muy fácil de manipular.

Antes de esa brocha, usaba la de Mary Kay, más plana, con forma de "lengua". Es biselada en ambos costados, lo que le permite llegar a todas las partes del rostro. Como por costumbre tiendo a aplicar la base desde la nariz hacia afuera y con movimientos circulares, se me complica un poco el uso de esta brocha, pero es cuestión de gustos.


Mi última adquisición para aplicar las bases es la brocha de MAC, 187. Me costó mucho, es cara, pero hoy en día no puedo aplicar la base con otra brocha que no sea esta. Tiene una mezcla de fibras naturales (negras) y sintéticas (blancas). Aunque yo la use para aplicar base, puede usarse para blush y productos en crema. Es una brocha grandecita, pero una vez que le toman el gusto, se enamoran. El acabado es simil aerógrafo: natural y liviano. Si son de las que odian que la base se note, usen esta brocha.

Si buscan opciones de brochas accesibles y buenas, busquen las Ecotools. Yo las encontré después de mucho buscar en Carrefour de Paseo Alcorta. El "secreto" (?) para encontrarlas es buscar en los hipermercados con sector de perfumería destacado, pero también pueden comprarlos por mercado libre y/o groupon. Cada una me costó alrededor de ar$30. Además de ser accesibles, estos productos son earth friendly, están hechas con fibras sintéticas, mango de bambú y la pieza que sujeta las cerdas está realizado con aluminio reciclado.



En mi poder tengo la brocha para aplicar corrector, que también sirve para sombras en crema. Como aplicar el tapaojeras sigue siendo algo que prefiero hacer con los dedos, sólo la uso para las sombras.  También tengo el Sharpen and Smudge Duo, un pincel de punta fina y redondeada pero con bastante pelo, con el que se puede aplicar sombra cerca de las pestañas, en el lagrimal o esfumar. En una de sus puntas tiene un sacapuntas.

Muchas especialistas dicen que son ideales para quienes recién empiezan, son accesibles y buenas. Si pudiera, compraría todas, el problema es que es muy difícil encontrarlas.


Otras brochas que compré hace poco fueron las de Real Techniques. Lamentablemente  esta marca no se consigue en el país y tampoco se puede pedir online, porque seguramente va a quedar retenida en la aduana. Yo las pedí en el sitio y las mandé al hotel en el que estaba una amiga (resumiendo la historia, porque fueron dos semanas de sufrimiento). El kit, llamado Starter Set, que venía con un brochero divino me costó us$18.


En el kit hay 5 brochas, de izquierda a derecha, son: accent brush, para detalles, aplicar iluminador o también para corregir pequeñas manchas. El pincel fino para delinear, el base shadow brush para aplicar la sombra en todo el párpado, el pincel chanfleado para cejas o delineado y el deluxe crease brush para el contorno y marcar profundidad.

Me encanta usar estos pinceles, son súper cómodos y arreglan fácil mis bestialidades. El crease brush es uno de los más gauchitos, aunque no se vea en la foto, tiene una forma redondeada que hace muy práctica la aplicación de sombra en el hueso del ojo... casi foolproof (no voy a mentir, se abrán dado cuenta que todavía no me sale perfecto). El pincel chanfleado vino a mejoraJAJAJA mi técnica del delineado cat eye para dummies.

Además de esa brocha, en la misma compra agregué el setting brush, para aplicar productos en polvo, en especial iluminador. Esfuma todo (por ende, tengo que usarlo más seguido). Me costó us$8.


Y como este es un blog de belleza que brinda opciones, también les cuento mis compras low low low cost de brochas, casi los mellizos escondidos en el sótano: pinceles para pintar, comprados en la librería de la esquina. El setting brush tiene un dupe en un pincel Nº11 de la marca Pagoda. Es bien ancho y, si bien no creo que sea cruelty free, esfuma todo.

Otra versión low cost del pincel chanfleado me costó ar$40 y es de la marca Casán nº4. Lo compré cuando quise intentar la técnica del delineado cat eye y no sabía si iba a ser un completo fracaso. Me terminé enamorando de él para los delineados líquidos. Tanto lo amo, que a veces prefiero acuarelar sombras negras y usarlas con este pincel. Al ser chiquito no hay tanta probabilidad de enchastrarse o arruinar el maquillaje si son torpes.


Así como les cuento lo lindo, les cuento lo no tan lindo: mi compra del pincel para esfumar de la marca de Regina Cosmetics me salió, él solito, ar$200. Esfuma bien, ojo, que el Pagoda es una cosa de locos y logra excelentes resultados. Recuerdo que Vane Miguel (@Vanemiguel en twitter), maquilladora, me dijo que ella prefiere comprar sus brochas en librerías antes que gastar tanto en una marca. Yo no soy nadie para decir si está en lo cierto o no, pero hasta ahora, le doy la razón.



Otras de mis brochas que no hablan castellano son las de la marca Sigma, ambas kabukis para aplicar productos en polvo: blush, bronzer, bases, polvos sueltos. Tampoco se consigue esta marca por acá, se compran en la página web de la marca.


Y por último, dos brochas que vinieron de regalo con productos y se quedaron por ahí dando vueltas: uno es el pincel del delineado en gel de Maybelline. Lo uso para aplicar sombra bien pegada a las pestañas o corrector en algunas zonas pequeñas. El otro es el mini pincel de la sombra Illusión d'ombré de Chanel, que tiene unas cerdas largas para aplicar sombras en crema. 


Si necesitan comprar brochas y no saben qué hacer, les dejo este link de una nota que les hice a Pao Dessaner y a Luz Olivieri, donde me cuentan cuales son sus preferidas y recomiendan comprar. Hagan click acá para leerla. También Sergio Erasmo de MAC, me dió otros tips de brochas, pueden leerlo acá.

De todas estas, mis preferidas son las de Real techniques, la Shiseido y las que compré en la librería. ¿uds tienen alguna preferida? ¿qué les parece la idea de comprar brochas en la librería?

Paleta Gold Ecstasy de Maybelline, todo en uno.

19.12.14

Recibí como regalo de fin de año de parte de L'Oréal la paleta de Maybelline Gold Ecstasy. Ya la habia fichado hacía un tiempo, pero justo cuando estaba a punto de autorregalármela, llegó.

También en la misma línea de esta paleta hay otra versión más oscura para realizar un smokey eye, pero esta me gusta más por ser más diurna.



Se trata de una paleta bien grande, de unos 15 cm de largo. Dentro van a encontrar casi todo lo necesario para un look dorado: gloss, delineador marrón, cuarteto de sombras, blush e iluminador, más brocha, esfuminos y esponja. Tiene el espejo más grande y cómodo que haya visto. Sólo hay que agregarle la base y la máscara.

Las bandejas de la sombra y el blush se abren para poder acceder al iluminador y la esponja. La paleta completamente abierta queda así, con todos los colores a la vista.
 
  

El cuarteto de sombras tiene tonos bien clásicos y neutros, aptos para todo público: hay un blanco mate que hace las veces de base y/o iluminador, un dorado con apenas un poco de brillo, marrón cobrizo con micropartículas de glitter dorado y un marrón oscuro mate. Estos 4 colores pueden combinarse para un look diurno o más nocturno según cómo se combinen.


 Las sombras sobre la piel y al sol se ven así. Se puede notar el tímido brillo del dorado y el cobre y el acabado mate de la sombra blanca y la marrón. No son muy pigmentadas. Se ven así sobre la piel, pero para lograr el mismo efecto sobre el ojo hay que aplicar mucho producto y puede llegar a manchar un poco (bueno, las dummies nos manchamos todas y siempre).


El blush es un tono bien neutro, con micropartículas doradas que apenas se notan sobre la piel. Sobre el rostro queda un tono natural y nada estridente. Es imposible mancharse con este rubor, se funde perfectamente con la piel.


Por otro lado, el iluminador es de un tono dorado híper suave. Deja ese brillo saludable en el hueso del pómulo que siempre estoy buscando. No es un tono que se note demasiado, sino lo justo y necesario para dar la luz suficiente a un maquillaje diurno.


Así se ven sobre la piel sin primer ni ningún otro agregado. Ambos colores son bien neutros y se adaptan a casi cualquier tono de piel. Estamos hablando de tonos bien diurnos, así que aquí nada es estridente.

Así se ven en mi pómulo: apenas dejan un tono subido. Se puede ver el destello dorado y el blush pasa como un tono bien neutro y tranquilo. No mancha ni tampoco tiene la pigmentación intensa, pero para un iluminador está perfecto que así sea. Bah, quizás puedan aplicar más producto, yo no quise maquillarme de más, sino apenas dar un color saludable (además corro el riesgo de mancharme, me conozco).


Estos son el delineador y el gloss. El delineador tiene un color marrón café mate que se esfuma bastante fácil. El lápiz es grueso y corto, lo que lo hace muy cómodo. No es necesario hacer mucha presión para lograr un buen trazo.  Tiene buena pigmentación y duración.


El gloss tiene un color rojo que puede impactar a primera vista, pero sobre los labios no queda tan intenso y llamativo (al menos no tanto para quienes estamos acostumbradas al rojo en la boca). Tiene una cobertura leve, sobre los labios se nota una cierta transparencia. La duración es stándard.
 

El look que se consigue con esta paleta es muy natural, con los labios resaltados y los ojos en tonos neutros. Para todas las fotos usé las sombras sin agregados de primer o acuarelado, para que uds puedan ver cómo quedan naturalmente. (no sé por qué quedaron los colores tan raros en esta foto, juro que no me dejé el párpado manchado y no tengo los poros tan abiertos).


El precio de la paleta oscila entre los $214 y los $300 (en mi farmacia amiga estaba a ese precio). Se consigue en farmacias. Es una buena opción para tener todo lo necesario para un maquillaje neutro y diurno. Si quieren uno más intenso, tienen la opción Up In Smoke, con colores para hacer un smoley eye.

¿alguien la probó?

Granada, productos para el cuerpo (y la mente).

18.12.14


Llegué a ellas por internet, por recomendación de una conocida que me dijo que tenía que probar estos productos, con aromas maravillosos y presentación exquisita. Y así fue que llegué a probar los productos de Lucía y Carla, Granada Body Works

Se trata de productos para el cuerpo (y la mente), todos realizados con mucha dedicación y de manera artesanal. Las chicas trabajan con materias primas de primera calidad, con aceites de aromaterapia que no producen efectos desagradables en la piel o el baño.

Los productos de Granada son básicamente para relajarse, para mimar el cuerpo. Hay jabones naturales, hechos con aceites humectantes; también tienen lociones sólidas, hechas con ceras y aceites esenciales.

Mi loción sólida es una con aroma a vainilla y chocolate. Ni se imaginan las ganas de pegarle el tarascón que me dió. Lo bueno de estos productos (no sólo la loción) es que tienen la cantidad justa de fragancia, ni mucha ni poca, lo justo y necesario para que se sienta pero que no empalague.


La piel queda suave e hidratada. Como tiene cera y aceites, deja un brillo saludable en la piel sin ser pegajosa. Para estos días cálidos, me gusta usarla en los brazos, escote y piernas para dar un brillo veraniego, pero también pueden usarla en todo el cuerpo y, esperando unos segundos, vestirse.

Rinden muchísimo. Vengo usando la loción casi todos los días, varias veces al día (y si, me encanta el aroma) y todavía tengo mucho producto para disfrutar. Si tenemos en cuenta el precio ($40), son muy rendidoras. Dato: en estos días de calor y mientas no la estoy usando, prefiero meter mi pastilla en la heladera para que no se derrita... lo aprendí con una loción sólida de Lush que compré hace mucho y se me derritió en el baño.


Otra opción son las trufas hechas con arcilla natural y manteca de cacao. Se usan en el baño y dejan la piel tan hidratada que no se puede creer. Son especiales para esas pieles que necesitan hidratación extra.

Mi trufa es la de lavanda y sándalo, pero también hay versiones con fragancia vainilla/coco y naranja/sándalo. El perfume que dejan sobre la piel es muy suave.


Como no es efervescente no genera espumita ni nada parecido. Se va deshaciendo lentamente (ideal para ir relajándose). Impresiona un poco ver el agua de un color marrón claro, pero con el aroma y la sensación de suavidad te olvidás enseguida. La piel queda como recién aceitada, suave y con un perfume súper suave.

Las estrellas de la marca son las granadas. Hay versiones burbujeantes o efervescentes. Todas están hechas con aceites esenciales. La fragancia de las granadas es duradera sin ser empalagosa; no les miento si les digo que me olía los brazos cada tres minutos después de usarlas.


Se usan también en el baño: se tiran en la bañera llena y empiezan a deshacerse suavemente. Tienen una leve efervescencia que no molesta para nada y van liberando todo su poder. En mi caso, mi primer acercamiento fue con la Granada Lolita, con pétalos de flores.


Mientras estamos relajándonos en el baño, la piel se empieza a sentir diferente: la suavidad es extrema, se notan al instante esos aceites esenciales. El aroma no es muy fuerte pero si está presente, lo que lo vuelve relajante. ¿Y qué decir del detalle de los pétalos de flores flotando? Placer absoluto.

Con ambas bombas (la Granada Hawaii, con kiwi, banana y melón es mucho más estimulante), el agua del baño se tiñe un poco, pero nada extremo. Tampoco se tiñe la piel. Sólo queda la sensación de hidratación increíble y perfume fantástico.


Con respecto a precios, podría decirse que son accesibles. Las granadas cuestan $45 (hay edición navideña a $47), las lociones sólidas $40, las trufas $35 y los jabones, $32. También pueden armarse sets (atención, se vienen las fiestas y estos son regalos increíbles) y, si la inspiración no ayuda, hay algunos prearmados, donde se les puede agregar una ecobag más que bella.

Hay un set SPA, con dos granadas, 1 jabón o trufa y este cesto $190 + 1 ecobag, pero tienen otras variantes, siempre con la elección de las fragancias y combinaciones.


Pueden encontrar a Granada en Facebook, donde pueden hacer sus pedidos que van a ser enviados a sus casas. También se presentan en ferias, donde también hay happy hours y descuentos.

Los productos son hiper archi recomendables, quedé enamorada de TODOS los productos, pero también quedé encantada con Lucía y Carla, sus dueñas, así que no lo duden: regalense anque sea una granada, van a ver que es un camino de ida.

¿alguien probó estos productos?

Los colores de los protectores solares, parte II.

16.12.14


Hace un tiempo había hecho un post comparando los colores de los protectores solares con color que me mandan y que uso, para que puedan ver antes de comprar qué color se acerca más a lo que buscan. Esta es la segunda parte de ese primer post.




Empecemos por una nueva marca que se está ganando mi corazón a base de buenas fórmulas y excelente precio: Exel. El protector que estuve probando estos días es el XL Urban Face Protection, con un SPF 60/UVA 27.

Se trata de una crema liviana, sin aceite mineral ni parabenos. Tiene filtros solares químicos como la oxybenzona, octinoxate, octocrylene y si, al final, un físico dióxido de titanio. Además de estos filtros, posee ectoína, un ingrediente que previene la deshidratación de la piel y el stress oxidativo, aloe vera, hammamelis, manteca de karité hidratante y células de levadura. Se esparce muy bien sobre la piel y se absorbe casi inmediatamente, dejando la piel perfectamente seca. Es muy liviana y no se siente sobre la piel. No deja sensación grasosa y la piel queda mate por completo. Si bien hay que reaplicar cada 90 minutos, la piel siempre se vió perfecta y sin brillos. No tiene mucha cobertura, pero aporta un tono saludable a la piel. Para las blancas, es una opción perfecta, ya que es uno de los tonos más claros que probé.



La opción de Bioderma, Photoderm Max, con un spf 100 (todo bien con esta marca que me encanta, pero recuerden que a partir del SPF 50, el % de protección solar varía un 0,1% más o menos, es sólo cuestión de marketing).

Esta opción es ideal para pieles normales a secas. Tiene una textura muy agradable, se esparce muy fácilmente y deja la piel con una sensación de hidratación. Se absorbe relativamente rápido y deja un leve brillito cremoso pero no graso. No tiene perfumes ni parabenos y sus filtros son químicos: tynosorb, octoxynol, ethylexyl triazone. Otros ingredientes interesantes son la rhamnosa antiage, vitamina E y algas con su patente BIOprotección celular.  Tiene una cobertura leve.



Por otro lado, en versión compacto en crema, tengo el Isdin Extrem. Tiene un SPF 40 y viene en envase con espejo y esponja aplicadora.

La textura de este producto es otro placer. Es un producto en crema bien ligero y con buena cobertura. Se esparce muy fácilmente, deja la piel hidratada, protegida y unificada. Al principio se nota un leve brillo, pero se va con los minutos hasta quedar mate. Y se mantiene así un buen rato (a los 90 minutos reapliqué). Es ideal para normales tirando a mixtas.

La fórmula incluye filtros químicos como el octocrileno, cyclopentasiloxane, dióxido de titanio, óxido de hierro, talco, vitamina E, pantenol hidratante, entre otros.


Resumiendo: los tres productos son altamente recomendables, de tres marcas excelentes en cuanto a cuidado de la piel y protección solar se trata. Pero lo que a muchas les importa es el tema del color que aportan.

Para darles una idea, el color del Fotoprotector ISDIN Extrem es apenas más claro que el de La Roche Posay, otro producto que uso mucho.


A simple vista parecen el mismo color, pero sobre la piel se nota la diferencia de tono y acabado. El de Isdin es más claro y menos cremoso, más matificante, por eso puede ser más amigable con pieles mixtas, por ejemplo.


Mientras que La Roche tiene un subtono más rosado, Isdin es más amarillo. La Roche es más cremoso e Isdin es más liviano.


Y si seguimos comparando colores, Bioderma es tiene un tono más claro que el de Isdin. Sobre la piel deja un brillito cremoso, nada intenso. Al ver la crema salir del envase, puede darles la sensación de ser oscura y un poco dorada, pero se funde muy bien en la piel y no deja efecto máscara naranja.

El tono más claro de este post lo tiene Exel, que sobre mi piel tiene un tono tirando a gris, pero que sobre la piel se funde muy bien y desaparece ese miedo a quedar cenicienta. Tiene un subtono amarillo que no deja piel naranja en las más blancas.


Como les dije arriba, todas estas marcas son súper confiables y recomendables. Cada una tiene su ventaja, sólo es cuestión de ver qué necesita nuestra piel, porque llega un momento en el que tenemos que decidirnos por el color que aportan.

Los precios son: Bioderma $326, Isdin $228, Exel Urban $158.

¿cuál es su preferido?

© Get Glam Or Die Trying • Theme by Maira G.