SLIDER

Shampoo sólido, opciones ecológicas y nutritivas.

Hace unos años probé el primer shampoo sólido de mi vida: fue con Lush y su Godiva. Después de usarlo, no volví a encontrar una opción que me gustara, asi que volví al tradicional de botella. Después de unos años, en nuestro país empezaron a venderse opciones cada vez más interesantes, así que volví a darles una oportunidad.

Como ya habrán leído por ahí, estas opciones de limpieza tienen bastantes beneficios:

  • Es un producto libre de empaque secundario. El shampoo no viene en envase plástico y no genera residuos para el medioambiente, reduciendo la huella de carbono.
  • Duran más que los shampooes tradicionales. No se necesita tanto producto para lavar el pelo y, en promedio, una barra alcanza para 80 a 100 lavados.
  • Los ingredientes vienen en su estado más puro. Y muchos no usan aceite de palma, que pone en riesgo .
  • Son más prácticos, sobre todo para llevar de viaje o en el bolso si haces deporte. Lo pones en una cajita y te olvidas de hacer espacio o de tomar precauciones para que no se te abra y manche todo.
¿Cómo se usa? con el pelo mojado, tomamos la pastilla y podemos masajearla con las manos o directamente sobre el cuero cabelludo. Van a notar que casi no hace espuma, eso es normal en estos productos. Después masajeamos y llevamos la espuma hasta las puntas o podemos frotar la pastilla también en esa parte. Luego enjuagamos y listo.

Algunas marcas proponen hacer un enjuague con vinagre: en un vaso, colocamos 1/3 de vinagre y el resto de agua. Esto va a equilibrar el pH del cuero cabelludo, va a cerrar las cutículas del pelo y aporta más brillo y desenredo.

En mi caso, probé 4 opciones de shampoo en barra: Mil Floras, Milaborit, Rosehip y Sentida botánica.



 Los primeros que probé fueron el shampoo y acondicionador de Milaborit. Usé el shampoo sólido Equilibrado, para cabello normal, que suaviza, nutre e ilumina. Tiene aceite de almendras, que repara, fortalece y reduce las puntas abiertas. También vitamina E antioxidante, que evita que el pelo pierda color. Entre sus tensioactivos encontramos al Sodium Cocoyl Isethionate.

El acondicionador es el Equilibrado, con los mismos ingredientes (aceite de almendras y vitamina E), más aceite de coco. También tiene alcohol graso (cetearyl alcohol) y Behentrimonium Methosulfate como acondicionador.

Ambos produtos tienen fragancia agregada y su presentación es en pastilla de 60grs.




Después probé la opción de Mil Floras. La marca tiene muchas opciones, yo tengo la de Lavanda y lino. Esta pastilla tiene una presentación de 90grs y viene en un envase compostable. No tienen sulfatos y son veganos.

Mi shampoo de Lavanda y Lino tiene betaína de coco y SCI como tensioactivos naturales. Entre sus ingredientes vemos

  • Avena, que es limpiadora, hidratante y evita irritaciones en el cuero cabelludo. 
  • Semillas de lino que fortalece el cabello, aporta brillo, evita la caída y frizz. 
  • Aceite de sésamo: nutritivo, previene la rotura, nutre, repara y protege del sol.
  • Aceite de jojoba: evict la resequedad, sella el folículo piloso.
  • Hidrolato de hammamélis: astringente natural, aporta brillo.
  • hidrolato de lavanda: acondicionador natural, deja el cabello brillante y sedoso.
  • Aceite de lavanda: evita la resequedad y frizz.

La opción de Rosehip tiene una presentación de 100gr. Sus tensioactivo es el SCI (sodium cocoyl isethionate) y betaína de coco. Además:

  • Gel de aloe Vera: reparan las células muertas del cuero cabelludo, estimula el crecimiento, previene la picazón.
  • Harina de avena/arroz: controla la caída, hidrata el cuero cabelludo.
  • Arcillas: calma y refresca el cuero cabelludo, absorbe las impurezas, evita el exceso de sebo.
  • Esencias florales.
  • Aceite del almendras: repara, fortalece y reduce las puntas abiertas
  • Aceite de coco: hidrata y repara.
También tiene acondicionador, que tiene:

  • Aceite de almendras
  • Alcohol cetílico (alcohol graso)
  • Manteca de cacao: antioxidante, mejora la suavidad y elasticidad, mejora el tono y aporta brillo.
  • Aceite de coco: hidrata y repara.
  • Aceite de lino: fortalece el cabello, aporta brillo, evita la caída y frizz.
  • Tiene emulsionantes catiónicos que desenredan: behentrimonium methosulfate.

Con estas opciones, mi pelo quedó con más volumen que con una opción tradicional. En otras ocasiones, los shampooes en barra me hicieron picar mucho el cuero cabelludo, pero no me pasó nada de eso esta vez. Si bien mi pelo sigue necesitando siliconas para brillar y tener más suavidad, mi opción es alternar las barras con los acondicionadores tradicionales.

Por ahora, me gustaron mucho estas opciones y seguiré usándolas.

3 comentarios

  1. Jamás probé unos sólido, tengo q hacerlo

    ResponderEliminar
  2. Mi pelo es un desastre, frizz, cerca de las raíces, hiper graso, en las puntas seco... no pierdo nada con probar este formato

    ResponderEliminar
  3. Nunca había usado productos de este tipo, hace poco compré shampoo y acondicionador Rosehip, me encantó!! No dejo más el acondicionador!

    ResponderEliminar

¡Las leo!

© Get Glam Or Die Trying • Theme by Maira G.