SLIDER

Exposoma: ya no podremos echarle la culpa a la genética.



Allá por el 2005 se hablaba mucho sobre el genoma humano. Se pensaba que decodificando los genes íbamos a poder entender las enfermedades crónicas y el cáncer en el ser humano. Pero nada de esto fue así. El genoma sólo logró explicar el 25% de las enfermedades… y desde ese momento la duda fue otra: el otro 75% ¿de dónde viene?


Con esa pregunta, el Dr. Christopher Wild, epidemiólogo molecular, desarrolló el concepto de exposoma, que se refiere a todos los factores de exposición de las personas desde que nacen hasta que mueren, una medida acumulativa de las influencias del entorno. Una persona está expuesta a sustancias químicas, radiación, calor/frío, stress, alimentación, actividades, comportamientos de salud que repercuten en su vida.

Si tenemos en cuenta que  la piel es la barrera que nos protege frente al mundo y que los cosméticos que usamos también forman parte del exposoma, no es para sorprenderse que Vichy preste tanta atención a esta teoría. El 80% de los signos visibles de envejecimiento prematuro (o no) de la piel se dan por un contacto con el entorno, forma de vida, etc. Sólo el 20% es genética.  

En los años 80, el estudio del exposoma para Vichy se centraba en como los rayos UV impactaban en la salud de la piel. En los 90, el clima, stress y alimentación. En el 2000, el estudio se centró en la polución; en el 2010 en los fumadores pasivos. Y en 2016 en la foto-polución, que sería una sinergía entre los rayos UV y la polución para dañar la piel de forma conjunta.

Según estudios de Laboratorios Vichy, hay varios factores externos de envejecimiento, que si los repasamos vamos a encontrar que nos enfrentamos a ellos todos los días:

  • Los rayos UVB y UVA penetran profundamente en la piel y pueden generar quemaduras y hasta melanomas. También la luz visible puede inducir pigmentación en fototipos III y IV, lo que genera manchas y envejecimiento. No menos importante es la acción de la luz infrarroja, entre ellas la A, que genera degradación del colágeno y elastina.
  • Las partículas de polución  (hollín, plomo, ozono, azufre, dióxido de nitrógeno, entre otros) se filtran en las capas de la epidermis, causando inflamación, descomponiendo el colágeno y la capa lipídica de la piel, por lo que debilita su función de barrera, genera deshidratación y posibilidad que penetren las bacterias generando infecciones.  Estas partículas también generan un aumento en la pigmentación, que se ve reflejado en manchas y una piel poco uniforme.
  • El tabaco, con más de 3800 sustancias dañinas, genera un stress oxidativo que no sólo aumenta el envejecimiento prematuro y degrada el colágeno propio de la piel. También activa la melanogénesis y provoca manchas. Tiene un efecto sinérgico con los rayos UVA para dañar la piel. Reduce el flujo sanguíneo cutáneo (piel opaca), aumenta la formación de arrugas peribucales y altera la cicatrización.
  • Una dieta pobre en antioxidantes, con grasas y azúcares, estimula la creación de radicales libres en las células corporales, lo que también genera envejecimiento.
  • El stress, dormir mal y estar cansado vuelven a la piel más sensible y reactiva por un aumento del cortisol, inflamándola con más frecuencia y aumentando la posibilidad de tener desórdenes cutáneos (eczema, psoriasis, rosácea). La fatiga genera ojeras, bolsas, arrugas marcadas, textura con líneas de expresión más profundas, falta de tonicidad.
  •  El uso de algunos cosméticos que pueden degradar la función de barrera de la piel, dejándola desprotegida frente a las agresiones del medioambiente. Cambiar el pH de la piel puede generar irritaciones, que resultan en un envejecimiento prematuro, manchas, etc. 

Para luchar contra el exposoma, Ann Bouloc, Directora Médica de Vichy, nos recomienda tener en cuenta estos puntos:

  • Una limpieza muy suave de toda la piel a la mañana para no debilitar la barrera cutánea y otra buena limpieza a la noche para remover las partículas de contaminación de la piel que se fueron acumulando durante el día, pero sin agredirla con productos abrasivos.
  • Utilizar agua termal para reequilibrar el pH de la piel, calmándola, aportándole antioxidantes y aumentando sus defensas naturales.
  • Usar cosméticos que protejan y estimulen la función de barrera de la piel.
  • Si vemos rojeces, utilizar un producto con efecto calmante, que estimule la retención de agua.
  • Usar fotoprotectores que contengan filtros UVA, ya que estos rayos son los que no se sienten sobre la piel pero son los más nocivos. Si tu piel tiene manchas, usar un fotoprotector con color para evitar una hiperpigmentación.
  • Tener una dieta rica en antioxidantes, eligiendo comida que tenga variedad de colores intensos como el rojo, violeta, naranja, etc.
  • Utilizar cosméticos hipoalergénicos y con una lista limitada de activos, libres de parabenos y agregados agresivos.
  • No fumar también es importante para tu piel, porque se degrada el colágeno y la elastina.
  • Tener un buen descanso a la noche y realizar actividades que bajen el nivel de stress, ya que esto último activa el sistema inmune y genera dermatitis, ronchas, etc.
  • No beber bebidas blancas en exceso, porque destruyen los antioxidantes. Por otra parte, un poco de vino tinto nunca viene mal, porque es rico en resveratrol antioxidante.
  • Lo ideal es no exponerse al sol, pero si van a hacerlo, tomar antes un vaso de jugo de naranja recién exprimido.


¿Tenían en cuenta todos estos puntos?


10 comentarios

  1. No entendí este: "Si tu piel tiene manchas, usar un fotoprotector con color para evitar una hiperpigmentación".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tenes manchas, el uso del protector solar con color evita que se pigmenten más. Es una teoria de la que se habló mucho en el Cilad de este año. Parecería ser (lo dicen los expertos pero no pude profundizar mucho en este tema porque no hay tantos estudios publicados que pueda consultar) que los pigmentos evitan que se manche más la piel. Seguramente más adelante voy a poder informarme más sobre este tema.

      Eliminar
  2. Yo quisiera recomendaciones sobre como manejar este punto: "Si tu piel tiene manchas, usar un fotoprotector con color para evitar una hiperpigmentación" y como mantener la protección a lo largo del dia.
    Cuales serian buenos fotoprotectores con color?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis preferidos son el Anthelios con color de la Roche Posay, el nuevo protector con color de Vichy y también tenes los de Isdin. Según Bouloc, hay que usarlos si estás mucho tiempo frente a la pantalla de la computadora, ya que los rayos también manchan.

      Eliminar
    2. Voy a pasar por el Anthelios con color, e ire refrescandolo con protectores en aerosol. Paso mucho tiempo en la pantalla pero no al sol, y mis manchas se estan haciendo mas y mas pronunciadas.
      En tres meses te comento como me va.

      Eliminar
    3. Estas tomando algún medicamento, anticonceptivos? lamentablemente, eso puede empeorarlas!

      Eliminar
    4. Embarazada :) Y muy feliz, pero....
      Ademas de cuidarme las manchas, tengo que cuidar que los productos que elijo no tengan ninguna contraindicación.
      Pero bueno, ya tengo una manchas marrón suavecita en la frente como el rayo de Harry Potter, y unas pecas que no si decir por suerte (?) estan parejas por todos los cachetes.
      Gracias por los consejos y por contestar.

      Eliminar
  3. Fruti! Niño de doce años, viaje de egresados a Misiones con este espantoso color y exposición solar bastante fuerte, ¿Qué protectores solares recomendas? Gracias!!

    ResponderEliminar

¡Las leo!

© Get Glam Or Die Trying • Theme by Maira G.