martes, 3 de mayo de 2016

ANew Clean, una línea de limpieza para todos los gustos.


La limpieza, junto con la protección solar, es uno de los pilares del cuidado de la piel. Ambos pasos tienen que ser hábitos tan mecánicos como lavarse los dientes. Ya sabemos los daños que el sol provoca... pero ¿qué pasa si no limpiamos la piel? 

La limpieza nocturna no sólo permite eliminar restos de maquillaje y polución, sino que también permite que la piel absorba mejor los nutrientes de las tratamientos que vamos a aplicar. Los poros sucios forman puntos negros y granos, además, la acumulación de células muertas logran que la piel se vea opaca. Por otro lado, limpiando correctamente a la mañana, se elimina el exceso de sebo producido por la piel mientras dormíamos. Quien diga que la limpieza a la mañana es en vano, que pase un algodón con solución micelar o tónico: la piel igual se ensucia.

Y unas buenas opciones son las nuevas limpiadoras de Avon, ANew Clean, que me mandaron para probar.


Empezamos con el gel de limpieza facial, un producto sin sulfatos y apto para todo tipo de piel. Tiene ingredientes limpiadores muy suaves, entre ellos el disodium laureth sulfosuccinate, una molécula que no penetra la piel y que hace de este gel un producto súper amigable con las pieles sensibles. También encontramos hammamelis antiirritante, pepino, aloe vera regenerante y aceite de naranja, que promueve la generación de colágeno.

Si bien esos ingredientes van a estar sólo unos segundos en contacto con la piel y no van a lograr nada de otro mundo, no le restemos crédito. Veamos la parte positiva de tanto agregado beneficioso.

Este gel, de agradable aroma, puede usarse en la limpieza nocturna y en la diurna, masajeando unos segundos para retirar con agua templada. Dato no menor es que la piel no se siente tirante después de haberlo usado.

 Su presentación es en pomo de 150 g, y con un poco de producto se retira muy bien el maquillaje de rostro y cuello.


Para pieles normales a secas está disponible la crema de limpieza, que también puede funcionar como mascarilla hidratante.

De textura más densa que una crema común, este producto se coloca sobre la piel seca -maquillada o no-, se masajea durante unos 30 segundos y se retira. En lo personal,  me gusta sacarla con la técnica de la toalla o paño (pueden leer más en este post), pero uds. pueden retirar el exceso sólo con agua si así lo desean. Remueve muy bien la suciedad y hasta el maquillaje waterproof. No marca los poros ni deja sensación pegajosa.

Si quieren usarla como mascarilla, coloquen una capa de producto sobre la piel seca, dejen actuar 3 minutos y retiren con agua.  La piel queda fresca e hidratada.

En su fórmula hay varios emolientes, glicerina humectante, aceite vegetal y manteca de murumuru,  hidratante y antioxidante, casi al final de la lista. 

Su presentación, al igual que el gel, es en pomo de 150 g. En este caso van a necesitar más producto, sobre todo si van a usarlo como mascarilla.


Por último, el exfoliante diario facial, también apto para todo tipo de pieles. Quizás a algunas la palabra "exfoliación" junto a "diario" les pueda generar un escalofrío, pero a muchas nos recuerda al Método Lancer  (pueden leer más en este link).



Su crema posee unos micro gránulos suaves pero efectivos que se van deshaciendo con el masaje.  Podría decirse que su poder abrasivo es medio.

Se coloca sobre la piel húmeda y mediante masajes se logra la exfoliación, que va a ser suave o más intensa según la presión que realicen. Después de unos segundos, se retira el excedente con agua templada. Recuerden secar con toalla mediante presiones, sin frotar.

Entre sus ingredientes hay manteca de karité regeneradora, aceite de jojoba emoliente, aceite de palma regenerador y urea, entre otros.

La presentación es en pomo de 75g. Si les parece un producto muy fuerte pueden mezclarlo con la crema limpiadora o con el gel para para suavizarlo.

Los 3 productos son altamente recomendables. Mis preferidos fueron el gel y el exfoliante, a $119 cada uno. La mascarilla cuesta $199.

¿alguien los probó?


lunes, 2 de mayo de 2016

Black Opium Nuit Blanche, la fragancia elegida.

 

Como fanática de Opium de Yves Saint Laurent, recibo ansiosa todas las fragancias que se inspiran en ella. Si, me gusta Opium, el primero de todos. Sé que soy una de las pocas y, créanme, tengo menos de 80 años.

Esta nueva versión 2016 de Opium, llamada Black Opium Nuit Blanche, mantiene el envase con forma similar al original, salvo que ahora es en tono negro con detalles plateados y rosados. El centro redondo transparente deja ver el jugo rosa. La diferencia con el Belle d'Opium (mi preferido, al que amo con toda mi nariz -que no es chica, precisamente-) es que el característico tapón, de oro rosa,  es esta vez la tapa del vaporizador.


Black Opium Nuit Blanche es una fragancia de la familia oriental especiada. Fue creada por Nathalie Lorson, Marie Salamagne, Honoren Blanc y Olivier Cresp. Como sus antecesoras, es una fragancia oriental, bien intensa, llena de personalidad.

Las notas de salida son arroz y pimienta bourbon. En el corazón, flor de azahar de naranjo y café; y en el fondo, vainilla, sándalo y almizcle blanco (dicen que es afrodisíaco).

Me encanta la mezcla de pimienta, café y vainilla, le dá una personalidad fuerte, bien diferente.



Las notas de café y pimienta la vuelven una fragancia enérgica, con una intensidad diferente. Es más profunda que la versión anterior, pero a su vez es más luminosa y no tan dramática. Tiene mucha presencia y no te deja indiferente, pero no es avasallante, se puede llevar tranquilamente sin miedo a que te impidan el paso a un lugar cerrado.  Tiene muy buena duración. Yo tengo piel tirando a seca (característica que hace que las fragancias no duren mucho) y se mantuvo varias horas intacta. Según la personalidad de cada una, puede ser usada de noche, pero también de día.

Hay presentaciones de 30, 50 y 90 ml, a un precio que comienza en los $1100.
¿Alguien la probó?

miércoles, 27 de abril de 2016

Limpiador de caléndula de Kiehl's, natural y syndet.


Llegó a mis manos uno de los últimos lanzamientos de Kiehl's: el limpiador de caléndula que me tiene loca de amor. Primero porque es Kiehl's, segundo porque es syndet y sin sulfatos, y tercero por ser de la familia de uno de mis tónicos preferidos de la marca.

Esta limpiadora tiene una presentación en envase de 230 ml airless con tapa con dosificador a presión. Al ser syndet, no tiene jabón, tampoco  perfume, sulfatos ni parabenos. Todo esto lo hace muy suave y por eso puede ser usado por casi todo tipo de pieles. También puede usarse tanto a la mañana como a la noche.


Los ingredientes limpiadores son muy delicados pero efectivos a la hora de remover maquillaje y suciedad. No es necesario mucho producto para una buena limpieza. No genera demasiada espuma y tampoco deja la piel tirante. 

Tiene agentes limpiadores como el sodium cocoyl glutamate, uno de los más suaves que hay y procedente de materias primas naturales. También tiene coco betaína, limpiador derivado del coco. La glicerina humectante le sigue en la lista para evitar sensación de tirantez. Después encontramos el extracto de caléndula, un ingrediente muy suave con la piel delicada que mejora la circulación, es antiinflamatorio y antiséptico. La caléndula tiene un leve contenido de ácido salicílico, lo que ayuda a limpiar profundamente los poros.

También posee aceite de cáscara de limón, un astringente. Por último, también tiene aceite de manzanilla romana, que es relajante y antiinflamatoria.


Es un jabón muy suave, que no genera mucha espuma y limpia muy bien. Lo probé en una limpieza simple y no me dejó sensación de tirantez. Retiró correctamente los restos de maquillaje. Prefiero usarlo después de una limpieza con aceite, pero uds pueden usarlo solo si lo desean, que igualmente cumple su función a la perfección.

Su compañero ideal es el tónico de caléndula, un producto que tiene sus años en Kiehl's. Este producto es, para la marca, el segundo paso de la limpieza, ya que termina de remover los restos de maquillaje que pudieron quedar (en mi caso sería el tercer paso, pero lo mío es obsesión, lo sé).


Su presentación es en frasco de 250 ml con tapa con un pequeño orificio. En su interior tiene flores enteras de caléndula, que calman la piel. Es un producto sin alcohol que puede ser usado por pieles normales a grasas, incluso las más sensibles.

Tiene propilene y pentilene glicol, ingredientes que humectan, hidratan y acondicionan la piel. También encontramos a la alantoína, compuesto que se encuentra en la raíz de consuelda, un inhibidor de bacterias, calmante y antiinflamatorio; la bardana, otro ingrediente cicatrizante, limpiador y calmante del acné, y por último, también tiene hiedra, que elimina las células muertas de la piel.


Tiene un suave aroma que me recuerda al té de manzanilla y me relaja de sólo sentirlo. Retira los restos de jabón, dejando la piel fresca, suave y lista para recibir los tratamientos. Hidrata levemente, pero aclaremos que no es su función principal. Y, aunque no se recomienda usar en los ojos, al no tener alcohol y tener antiinflamatorios, puede usarse en esa zona tranquilamente.

Son dos productos muy suaves, ideales para quienes no queremos usar sulfatos o productos irritantes con alcohol. Como todos los productos de esta marca, rinden muchísimo, y una botella puede llegar a durar un año tranquilamente, así que es una muy buena inversión. Si quieren, pueden pasar un poco de este tónico a un vaporizador y utilizarlo a modo de bruma.

Soy fan del tónico desde hace mucho tiempo (la probé al comienzo de nuestra relación, hace aproximadamente 6 años) y me gusta más que la versión de pepino, otro ícono de la marca. Y ahora, con este jabón syndet, siento que esta es la pareja perfecta de Kiehl's.  El jabón cuesta $600 y el tónico $670.

Pueden conseguir estos productos en los locales de la marca, en el shopping Alto Palermo o en el local de Palermo Soho. Si son del interior, pueden pedir el producto vía telefónica, que se los envían (Kiehl's on wheels  al 4831.7999)

¿Alguien los probó?

lunes, 25 de abril de 2016

Herbarius, cremas corporales con aromas extraordinarios.


Hacía mucho tiempo que no usaba unas cremas para el cuerpo con unos aromas tan naturales y fabulosos. Apenas abrí uno de los pomos que me enviaron desde la marca, me sentí obligada a probar los otros. Hoy les hablo de estas cremas de Universo Garden Angels llamadas Herbarius.

Hay versiones con Manzanilla y Lavanda, Jengibre y Tomillo, Enebro y Romero, Rosa Mosqueta y Neroli, Verbena y Oliva y Jengibre y Lima. Cada una tiene una función especial, pero las tres que tengo en mi poder y que probé son: manzanilla y lavanda, jengibre y tomillo y enebro y romero. Estas son corporales, pero también pueden usarse en las manos. Vienen en una presentación en pomo de aluminio de 100 gr. con sello que preserva la fórmula. En la parte superior de la tapa hay una punta que se utiliza para "destapar" el pomo, como pasa con algunas cremas medicinales.

Las tres cremas tienen unos aromas intensos y súper naturales (sobre todo la de lavanda). Son bien cremosas y no dejan sensación pegajosa. Se absorben casi inmediatamente y dejan la piel muy perfumada por un largo rato. Pero tranquilas, la fragancia no es invasiva.

Pueden usarse en todo tipo de piel. Quizás la versión de manzanilla sea más indicada para pieles secas.


La crema que siempre tengo a mano es la de manzanilla y lavanda. Tiene un olor tan natural que te relaja. Promete suavizar y devolver elasticidad y lozanía a la piel. Elimina sensación de tirantez sin irritar.

En su fórmula encontramos al aceite de jojoba en tercer lugar. Este aceite está lleno de ceramidas que combaten los efectos nocivos del medioambiental. Es reequilibrante, humectante, y al tener minerales y vitamina E, es regenerante. El aceite esencial de manzanilla es antiinflamatorio, antiséptico y tónico para la piel. Como aroma, es calmante.  La lavanda también es relajante. 

También encontramos urea hidratante, alantoína cicatrizante, keratolítico y humectante, y vitamina E antioxidante. Toda la línea Herbarius está libre de parabenos, sulfatos y petróleo.

La versión de jengibre y tomillo es protectora.  Su aroma a hierbas es refrescante, levanta el ánimo y despierta los sentidos. Es ideal para el invierno o momento de bajas temperaturas. Se coloca en pecho y espalda para conseguir un efecto reconfortante.  El aceite de jengibre puede aliviar náuseas y afecciones pulmonares por ser expectorante. También es estimulante y tónico. El aceite de tomillo es estimulante, expectorante y a la vez, relajante.

También tiene aceite de jojoba, urea, vitamina E y alantoína. Tiene agregado un poco de alcanfor, lo que la hace ideal para aplicar en estados de congestión.

Por último, la versión de enebro y romero es especial para el cansancio muscular y las articulaciones por sus efectos revitalizantes. Es ideal para usar antes o después de la actividad física porque ayuda a equilibrar el tono muscular  mediante masajes. Actúa mejor en hombros, rodillas, manos, pies, cintura y espalda. 

El enebro (que también es muy buena para la celulitis y las estrías) es antitóxico, tónico para la piel  y alivia la intoxicación del sistema linfático. Es muy bueno para usar en pieles grasas y con psoriasis, además de ser apto para pieles con acné. El romero favorece la circulación sanguínea, alivia dolores musculares y elimina el stress.

Cada crema tiene un uso en particular, pero tranquilamente pueden usarlas todo el día. La versión de enebro me gusta llevarla en mi bolso para usar después de natación. La de manzanilla la tengo al lado de la cama para usar en todo momento, pero en especial a la noche. Me encantaría usar la de jengibre con mis hijos, pero no está recomendado usar en niños, así que la guardo para otro momento.

La presentación me parece preciosa, muy moderna. Ya sé que no es tan importante como la fórmula, pero le agrega puntos a favor.

Pueden encontrar estas cremas en los puntos de venta de Universo Garden Angels o también mediante revendedoras. Me encantaron estas versiones, así que iré por la de rosa mosqueta porque amo ese ingrediente.

¿alguien las probó?

viernes, 22 de abril de 2016

Rouge Interdit Vinyl: brillo, volumen y distinción en los labios.


Ayer estuve en la presentación del nuevo Rouge Interdit Vinyl de Givenchy, un labial inspirado en la couture de la marca y que tiene toda la imagen necesaria para convertirse en un fetiche.

Lo primero que amamos es el estuche bien gráfico, entre negro y transparente, con una cinta de satén grabada. Es precioso por donde se lo mire.

Una vez abierto, vemos la barra, biselada, con una fórmula sin aceite de ricino, que no tiene el olor característico de los labiales;  Rouge Vinyl tiene un aroma que mezcla la vainilla, la manzana caramelizada y el lichi. Además, tiene un gusto muy agradable.


Estos labiales tienen a la rosa negra como ingrediente particular, que les aporta a los labios hidratación y confort extremos, además de nutrición. Una silicona especial forma una película de brillo suave y fina, que aporta una sensación de segunda piel, nada pegajosa y super suave. Los labios quedan brillantes, símil vinilo, por bastante tiempo.

Por si eso fuera poco, también tiene un efecto repulpante, por lo que los labios se ven rellenados y más carnosos, pero no excesivamente.




Hay 12 tonos:

01 Rouge Ravageur
02 Beige Indecent
03 Rose Mulen
04 Rose Tentateur
06 Rose Sulfureux
07 Fuchsia Illicite
08 Orange Magnétique
09 Coral Redoutable
11 Rouge Rebelle
13 Rose Désirable
14 Violine Troublant
16 Noir Révélateur 


En mis manos pueden ver los swatches, con el brillo vinílico. Se nota una cierta transparencia, pero con las capas se puede ir logrando más color. Aquí tienen los colores 06, 01, 08 y 16.

El color se mantiene por bastante tiempo, aunque va a ser necesario reaplicar después de comer algo si quieren brillo. Tienen muy buena pigmentación, bastante duradera.


Este es el tono 02, Beige Indecent, en mi boca. Es un tono beige rosado nude, bien suave y natural. Ideal para el día a día o para acompañar unos ojos bien intensos. 

El efecto repulpante me encantó. Se hace notar bastante rápido, sin picazón o sensación desagradable. La barra se desliza suavemente sobre la piel, dejando un velo de color transparente, que con las capas se va intensificando.



La estrella de la colección es el tono 16, Noir Révelateur, que en la barra se ve negro. Trabaja con el pH de los labios, así que podría decirse que es universal. Del negro nace el color especial para cada uno.  Tras aplicarlo, toma un color diferente para cada mujer: malva, ciruela o rosado.



También pueden aplicarlo sobre otro labial, a modo de top coat, para volverlo más ahumado, oscuro y denso. Un tono de verano se vuelve invernal o uno de día se vuelve de noche. Además, aporta un plus de brillo.


El precio es $630 y se consigue en perfumerías.
¿qué les parece? Yo me quedé con ganas de probar el negro, pero el rojo, Rouge Rebelle, es mi color.
© get glam or die trying Maira Gall.