viernes, 19 de septiembre de 2014

La mascarilla crema de Revitalift.


Una nueva integrante de la familia Revitalift Laser X3 de L'Oreal ya está entre nosotras y me la mandaron para probar. Se trata de la crema-mascarilla que se aplica durante la noche para aprovechar el proceso de reparación de la piel.

Aunque no se asusten, el término mascarilla podría decirse que es "virtual", porque lo que hace es dejar una fina capa de un film protector, que ni se siente, que va liberando principios activos antiedad a lo largo de la noche. La crema en si se absorbe bastante rápido, así que ninguna almohada se beneficiará con las virtudes de este tratamiento, sólo nuestra piel. Si bien cuando vemos la crema en su packaging notamos que la textura de la crema es gelatinosa, sobre la piel deja una sensación suave, nada pegajosa aunque si un poco densa. En su fórmula hay dos polímeros que actúan como imanes que evitan que la piel pierda agua.


Uno de los ingredientes principales de este producto es la Centella asiática, una planta milenaria empleada en la medicina tradicional china. El extracto utilizado es rico en asiaticósido, ácido asiático y ácido madecásico, con acción en la síntesis de colágeno, además de ser antiinflamatorios y reparadores. La centella asiática protege las células  de las agresiones medioambientales tales como el estrés, los rayos UV y la polución.

El otro ingrediente es el Pro-Xylane, una molécula derivada de la transformación de la xilosa, extraída de la madera de haya, que facilitan la creación de un ambiente celular óptimo. Estimula también la regeneración de la epidermis y la producción de colágeno. La concentración es al 3%, lo que ayuda a reducir arrugas.

También tiene en su formulación:
  • Aceite de jojoba: hidrata pieles secas, forma un film protector que evita la pérdida de agua, regula la grasa, reestructura la piel y las ceramidas que lo componen son similares a las de la piel.
  • Aceite de ricino: restaurador de la piel, rico en ácidos linoléicos, antiinflamatorio, rico en antioxidantes e hidratante.
  • LHA: un microexfoliante, acelera el proceso de renovación de la piel, mejora las pequeñas marcas de la piel y el acné.
  • Ácido hialurónico: hidrata la piel y evita pérdida de agua.
  • Proteínas de arroz: es suavizante, exfoliante, hidratante y lleno de antioxidantes. Equilibra el ph de la piel y la reconstituye.


La crema sobre la piel deja una sensación muy placentera, se extiende fácilmente y, aunque es un poco densa, no deja sensación pesada. Se la coloca con un leve masaje para su mejor funcionamiento y absorción.

Está pensada para todo tipo de pieles maduras, a partir de los 35 años. Promete reducir arrugas, retexturizar la piel y reconstituirla. Por suerte no tengo arrugas, pero pude ver una piel luminosa en estas semanas de uso.

El precio es de $172 y rinde bastante. No soy de ponerme mucha crema, y como esta en verdad no es mascarilla en serio, tampoco es necesario embadurnarse hasta los codos, así que tiene un aprobado en relación precio-resultados. Se consigue en todas las farmacias. ¿alguien más la probó?

martes, 16 de septiembre de 2014

Dos pasos y un producto para un smokey eye.


En la presentación de Max Factor (pueden leer acá el post) me regalaron este práctico lápiz con dos puntas para realizar un smokey eye. Hoy les cuento un poco más sobre el Smoky Eye Effect.

Como les conté, es un práctico crayón con dos puntas de diferentes colores, una redondeada y otra más puntiaguda, que sirven para realizar un smokey eye sin necesidad de andar pensando en coordinar colores. Hay 6 diferentes dúos, en mi caso tengo el tono 08 Silver Storm, con una punta plateada y otra en un tono gris violáceo, ambos metalizados y con subtono frío. Todos los tonos fueron elegidos por Pat McGrath, gurú respetada y amada por este blog, así que sólo diré: hágase tu voluntad, Pat.


Como verán, ambas puntas tienen terminaciones bien diferentes. Con la punta redondeada (también conocida como Step 1), se maquilla todo el ojo, y con la punta más chanfleada/afilada (Step 2), se delinea. En la foto no se ve tan chanfleada, pero es porque lo vengo usando bastante y ya perdió la punta que tenía.


Los colores del tono Silver Storm son bien clásicos, el gris que se usa para todo el párpado es metalizado y con destellos de glitter más intensos que el color de la otra punta. La combinación de colores me parece exquisita (más allá del chiste de Pat McGrath). Ambos son bien pigmentados y se deslizan muy bien y como ambas puntas del crayón son bien suaves, es imposible lastimarse.

Para un mejor resultado, lo ideal es colocar un primer antes de colocarlos ya que la duración sobre la piel sin tratamiento dura poco (o será que me toco mucho los ojos). Ambos tonos se borran un poco más de lo deseable cuando se los quiere esfumar con los dedos, así que lo mejor es usar algún pincel si necesitan lograr ese efecto. El color puede irse, pero un poco del glitter del plateado queda, aviso. El resultado del smokey es bien natural, nada estridente. Les recomiendo pasar varias veces el lápiz para una aplicación uniforme.

Por si les interesa saber donde va cada color, en el gráfico tienen una guía. Igual, la forma de los crayones ya les va dando una idea de dónde va cada uno.




Como producto es muy práctico, los colores son coordinados y el uso es bastante fácil. Quizás tengan que usar un buen primer/base, pero es una compra recomendable. A $143 no me parece caro ¿qué les parece a uds? Ah, la marca se consigue en Rouge y próximamente, en Falabella.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Los beautyps de Weleda.


La semana pasada tuve la suerte de poder vivir un momento de relax con Maria Ester, dermoconsultora de Weleda. Pude conocer un poco más sobre los productos que más me gustan y hoy se los cuento en este post.

Weleda es una de las marcas que más variedad de aceites tiene disponibles. Hay de rosa mosqueta, abedul, almendras,  árnica. Mi último amor es el Aceite Capilar Nutritivo, especial para cabellos secos y castigados y también para cuero cabelludo con psoriasis (como es mi caso) o con caspa. 

La presentación es igual a la de todos los aceites y líquidos de la marca: botella de vidrio opaco con un dispenser que evita derrames, que en mi caso de trastorno de ansiedad, prefiero sacárselo, aunque en este frasco en especial, el aceite sale a chorros. También, como todos los aceites de Weleda, no tiene agregados petroquímicos, conservantes o colorantes.


Este aceite nutritivo es especial para los cabellos secos y también puede usarse en el cuero cabelludo con caspa, psoriasis o descamación.  Se usa antes del shampoo, masajeando con movimientos circulares sobre la zona donde generalmente se descama (lo mejor es hacerlo cuando la piel no está lastimada). Después del masaje, con un peine se reparte el producto a lo largo del cabello y se lo deja actuar por 20 minutos. Si es necesario, pueden colocar un poco más de aceite en las puntas.

Como tengo el pelo corto, no tuve problemas en sacar los restos del aceite. El cabello quedó suave y brillante, y el cuero cabelludo, relajado y casi sin picor.

Los aceites que componen el blend son:
  • Aceite de maní: tiene un alto contenido de vitamina E, licopeno y silicio (iluminan la piel).
  • Aceite de trébol rojo: ideal para tratar eccemas y afecciones de la piel. Tiene alto contenido de antioxidantes y se emplea para evitar la caída del cabello, además de fortalecerlo y darle elasticidad.
  • Bardana: es un aceite muy bueno para los problemas de la piel como la psoriasis. Es astringente, cicatrizante, antibiótica, antiseborreica y alivia la picazón.
La tentación es grande para usarlo en el cuerpo, pero Maria Ester me dijo que el aceite de maní es muy fuerte para la piel de la cara.

También pude probar el aceite de Abedul en medio de un masaje de brazos y manos. A pesar de decir en su packaging que es especial para la celulitis, puede usarse en todo el cuerpo para mejorar la circulación (más luminosidad), elasticidad y regeneración. Como tiene aceite de Jojoba y Trigo, es sumamente hidratante. Y ni hablar del aroma, super revitalizante.




Pasando al cuidado de la piel del rostro, le conté a Maria Ester de mi amor por la limpieza al aceite y ella me pasó un dato para quienes sufrimos con los pedazos de algodón que se desprenden mientras limpiamos: para que eso no pase, antes de poner el aceite en el disco, primero hay que mojarlo. Así, con el disco de algodón húmedo, logramos una especie de emulsión que limpia suavemente sin dejar restos molestos y limpia igual de bien.

Otro tip para limpiar en profundidad sin maltratar la piel es mezclar un poco de loción limpiadora de Almendra con la Cold Cream, una crema ideal para pieles extra secas que puede usarse como comodín: sirve como limpiadora, mascarilla y previene la deshidratación de la piel en circunstancias climáticas adversas. La mezcla de ambas cremas y con un masaje para remover células muertas, provee una limpieza profunda y suave. Lo mejor es retirarla con una esponja, pero también pueden sacarla con algodón.

La Cold Cream también puede usarse antes de la base de maquillaje, para que la piel quede hidratada y satinada.


Después de la limpieza, Maria Ester usó dos de mis máscarillas preferidas: Barro Termal (pueden leer la review haciendo click acá) y la de Almendras, en reemplazo de la mascarilla que más amo, la de Rosa Mosqueta. Como tengo piel mixta, decidió poner una levísima capa de Barro Termal en la zona T y en los poros marcados cerca de la nariz, y otro poco de mascarilla de Almendras en el resto de la cara. Después de 15 minutos, retiró con agua templada.


Si uds quieren tener su momento beauty, pueden preguntar en farmacias donde vendan productos homeopáticos (ese resultó ser el secreto, no busquen en farmacias alopáticas). Aunque siempre existe el eshop para quienes no puedan encontrar su dealer Weleda cercano (www.weleda.com.ar).

jueves, 11 de septiembre de 2014

Ojos alta costura: Noir Couture Volume y Liner Couture


El post de hoy viene con muestra doble porque, básicamente, estos dos productos fueron lanzados al mismo tiempo y se complementan perfectamente: por un lado, la máscara Noir Couture Volume y por otro, el delineador Liner Couture, ambos de Givenchy.


La nueva versión de la máscara Noir Couture (una de mis preferidas es la 4 en 1) es la Volume. Esta máscara también tiene en su fórmula el tratamiento Lash Booster Expert, con oxazolidona, que protege las pestañas y las reestructura, extracto de Artemia Salina revitalizante y péptidos nutritivos de arroz, que trabajan en cada aplicación.

La presentación es una belleza, se trata de un tubo brillante con el diseño de cuña invertida, inspirada en los diseños de Ricardo Tisci.


El cepillo de esta versión es diferente al de las anteriores máscaras de esta línea: tiene una forma de cono que se va curvando. Si le sacáramos el producto, veríamos cerdas blancas en los extremos y negras en el centro. Las blancas estiran y separan y las negras se cargan con la dosis justa de producto.


La fórmula es un tanto densa debido a sus microesferas de queratina. Se seca en un tiempo razonable, lo que permite poner más de dos capas y que no se empasten las pestañas. El volumen y la curva de las pestañas se notan en la primera capa.

Con dos capas, el volumen es bien intenso, como podrán ver. Con una ya se notaba y quizás ni era necesaria una segunda, pero para igualar reviews, decidí sacarle una foto al resultado. Si tienen el mismo problema que yo, con pestañas rebeldes e impeinables, puede dar la sensación de pegoteo, pero no pasa nada de eso.


La curva se mantiene todo el día. A pesar de retirarse fácilmente con agua, no se desprende ni se corre si son de tocarse mucho los ojos.


  • Resultado: dramático.
  • Ideal para: pestañas finas o para looks intensos, nocturnos o donde se tenga que destacar la mirada.
  • Cuidado: pestañas gruesas o rebeldes.
El precio de esta máscara es de $405 y se consigue en color negro intenso, Black Taffetas.


Y el compañero infaltable de esta máscara es el Liner Couture, un delineador con punta de fieltro hiper preciso.


La punta no es ni extremadamente dura ni súper blanda, tiene la consistencia ideal para no hacer desastres en el ojo. Las líneas finas quedan finas, aún en las manos de las inexpertas como yo.


Me ha pasado varias veces que los delineadores, al colocarlos en el dorso de mi mano para sacarles fotos, se corrían un poco por las líneas de la piel. Acá, como podrán ver, no se corrió ni un poquito.

El lápiz es bien fino, muy cómodo y fácil de usar. La punta de fieltro no se dobla fácilmente y se puede hacer un delineado casi microscópico sin miedo a clavárselo en el ojo porque es muy suave (been there, done that).


El resultado es un delineado negro intenso y brillante. No tiene glitter, pero el acabado parece charol sobre la piel. No es waterproof, por lo que se retira con agua. Hay que refregar un poco, he de reconocerlo, pero prefiero eso antes que quedar como mapache porque me vivo tocando los ojos.


Es uno de los delineadores que más me gustaron, por la punta y por el resultado negro charol. El precio es de $380 y pueden conseguirlo en las perfumerías. Dentro de unos días, van a ver un tutorial en la página de Falabella donde uso ambos productos.

¿qué me dicen de los resultados?

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails