martes, 15 de abril de 2014

Usados y amados abril.

Ya ni recuerdo cuando cambié la mayor parte de los usados y amados, así que espero que sepan entender algunas repeticiones. 

A la mañana sigo limpiando con agua micelar y tonificando con agua termal. Después, coloco unas gotas del suero de Eximia, Power Doses Hyaluronic BT. La crema para párpados es la Redermic de La Roche Posay. Para terminar, coloco DreamSkin de Dior y a mi amado Anthelios de La Roche Posay. Según como note la piel, puedo colocar entre la DreamSkin y el protector, un poco de SkinFood de Weleda.

A la noche, la rutina es un poco más intensa: realizo diferentes limpiezas según el día. Para una bien completa, me gusta usar el aceite de almendras de Weleda seguido de Cetaphil. Si quiero algo más rápido, uso el cepillo Visapure con Cetaphil como jabón. Una vez cada 15 días o más, exfolio con Ionax, aunque trato de hacerlo poco porque puedo tener la piel sensible por el cepillo. El tónico sigue siendo el agua termal de La Roche Posay.

Sé que hay muchas personas que no lo recomiendan, pero me gusta superponer sueros. Así que uso el Advanced Night Repair de Estée Lauder y el Midnight Recovery Concentrate de Kiehl's. Después de eso, la maravillosa mezcla de Mustela (en reemplazo de Nivea)+Hipoglós+Bepanthen.

Dos veces por semana estoy haciendo natación, así que agregué otros productos para cuando salgo de la pileta. Limpio bien los restos de cloro con las toallitas Johnson's Baby recién nacidos (que no contienen alcohol) y coloco una hidratante bien potente y con protección solar de Isdin, Ureadin Fusion. Colado en la foto se puede ver el aceite extraordinario de L'Oreal que me pongo 15 minutos antes de entrar a la pileta para que el cabello no se dañe (no se lo cuenten a nadie, shhh! que está prohibido).


¿algún producto para recomendar?


lunes, 14 de abril de 2014

El corrector.


Herramienta vital para las bestias, los correctores de manicuría son la salvación para quienes en vez de pintarnos las uñas,  nos pintamos hasta la muñeca. Ya probé el de Sally Hansen, el de Basicare y ahora me toca el de L'Oreal, Le Manicure Corrector Pen.

Como sus compañeros de rubro, es un fibrón que tiene un poco de quitaesmalte dentro para corregir imperfecciones en las pintadas. Lo que más me gustó fue la forma de la punta, una de las más prácticas que probé. La punta de Sally es muy dura y la de Basicare es un tanto gruesa y se desarma enseguida. Esta punta no se desarma con nada y puede ser usado en lugares muy puntuales sin despintar de más.


El nivel de quitaesmalte que tiene es muy bueno: no chorrea ni se queda corto, lo que no quita que de vez en cuando nos veamos tentadas a cargarlo con un poco de acetona externa.

Casi le sacó el trono al escarbadientes con algodón que usaba para emprolijar mis desastres y al pincel viejo (lo sigo usando con esmaltes rojos y negros).

Este producto forma parte de la gama Manicure de L'Oreal, junto con el removedor de esmaltes. El precio del lápiz corrector es $70 (aunque recuerden que mi farmacia amiga a veces se pasa con los precios).

¿alguien lo probó? ¿Prefieren este tipo de herramientas o el viejo palito con algodón?

Buena, bonita, barata y ¿para bebés?


A veces me toca mostrar cremas carísimas. Y es en ese momento en el que saltan a pedirme que muestre cremas baratas. Hoy les muestro una que encontré de casualidad a $95 y que cumple con las 3 B de buena, bonita y barata. Se trata de Hydra Bébé de Mustela... ¿qué? ah, si... es una crema para bebés, pero en este blog miramos los ingredientes, no las marcas, ¿no?

Resulta que Thelma (@ThelmaCL en Tw y escritora del blog http://descubriendoparis.com/) me mostró una foto de una cold cream de esta marca diciéndome que en París era furor. Recordé que Mustela se vendía en el país y salí a buscarla, pero sólo encontré lo básico. Entre esos básicos estaba esta crema, Hydra Bébé. Miré los ingredientes y decidí comprarla.

Se trata de una crema hidratante con una textura muy suave, liviana y que deja una sensación bien fresca. No tiene siliconas. Se absorbe rápido y no deja sensación grasosa. Tiene un perfumito a bebé que enamora, aunque me parece un poco fuerte para ponérselo a un recién nacido (en el prospecto dice que se le puede colocar a bebés en neonatología).  No tiene ftalatos, parabenos o fenoxietanol y sus ingredientes son de origen natural, lo que convierte a esta crema en un producto ideal para pieles sensibles.

Algunos de sus ingredientes, después del agua y emulsificantes varios, son:

  • Aceite de almendras dulces: suaviza e hidrata la piel y las mucosas. Es calmante y calma el picor. Se puede usar en pieles  sanas e hiper sensibles.
  • Aceite de jojoba: este aceite es muy similar al sebo humano. No tapa los poros y se puede usar cerca de los ojos. Tiene muchos tocoferoles similares a la vitamina E (antioxidante), es antibacteriano, hidratante profundo y puede usarse en pieles con acné.
  • Manteca de karité: evita la deshidratación, protege de las agresiones externas, regenera y calma pieles irritadas y es antiage.
  • Vitamina E: antiage, neutraliza la acción de los radicales libres y repara la piel.
  • Palta: tiene alto contenido en vitamina E. Tiene propiedades suavizantes, cicatrizantes y reparadoras.

Viendolo así, vale la pena tomar prestada la crema de nuestro bebé para estos días fríos. Para las pieles que van más allá de los 25, conviene acompañarla con alguna otra crema con mayor poder antioxidante/reparador. Pero para usar de día, es una opción más que recomendable.

Yo la uso sola o en reemplazo de la Nivea en la mezcla Bepanthen + Hipoglós. El tamaño es chico, pero el precio es súper accesible y realmente funciona muy bien. Se puede conseguir en farmacity y en negocios del estilo de Creciendo, que venden productos para bebés.

¿alguien la conocía?

jueves, 10 de abril de 2014

Beauty sleep: la obsesiva se cuida hasta cuando duerme.


 Mucho se habla de eso que hay que dormir 8 horas para estar espléndida al día siguiente. Y si bien es cierto, algunas siempre vamos un poquito más allá con esto de la obsesión por cuidar la piel, porque eso de sólo dormir es para rookies, las obsesivas no sólo tratamos de cumplir con eso, sino que además sabemos que hay otras cosas que pueden hacerse:

Limpiar correctamente el rostro y colocar cualquier cantidad -necesaria- de cremas nutritivas y reparadoras, lo cual no es novedad, pero me contaron que hay gente (loca, muy loca, freaks) que no lo hacen.

Si pueden colocar un humidificador en la habitación en un nivel que esté entre el 30 y el 40% para que devuelva la humedad al aire y a la piel, además de protegerla y mejorarla, mucho mejor. En invierno, la calefacción hace que la casa tenga menos humedad y la piel se reseca en exceso, y en verano, el aire acondicionado hace lo mismo.

Al momento de dormir, lo esencial es tener una buena almohada. Una de las mejores opciones es tener una funda de satén o seda, estos materiales mantienen la piel hidratada porque no absorben la humedad ni las cremas y, a diferencia del algodón, el satén no marca arrugas en el rostro. Además, evitan el frizz del cabello y las puntas florecidas. Si usan fundas de algodón, traten de cambiarlas cada 48 horas, ya que los microorganismos se acumulan y pueden contaminar los poros.

Para quienes están acostumbradas a dormir boca abajo o de costado, la solución es una almohada llamada Revitarest, ya que dormir con la cara presionada de un costado puede marcar arrugas. Este producto, un tanto raro (y no sé si incómodo), permite que se apoye gran parte de la cabeza, pero no así la cara. Además, evita que el algodón absorba las cremas de tratamiento. Si bien no se consigue en el país, me parece que es bastante fácil de copiar.


¿Uds. conocían estos datos?

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails