SLIDER

Pañuelos, turbantes y vinchas, los salvadores capilares de la cuarentena.


Gracias al aislamiento obligatorio, muchas de nosotras estamos descubriendo nuevos pasatiempos. Uno de los que más víctimas se ha cobrado es el de la peluquería, más específicamente, con el corte de pelo. Flequillos con una inclinación que harían ver perfecta a la Torre de Pisa, cortes con el nuevo estilo mordiscón y hasta agujeros por mal uso de la maquinita. Ni que hablar de las raíces que nos crecen o las canas que se dejan ver.

Evitemos dramas capilares y usemos pañuelos. Desde hace bastante que vengo usando esta modalidad: la vincha salvadora, sobre todo cuando me baño a la noche y me duermo con el pelo húmedo... a la mañana siguiente, la única manera de domar lo que se forma es con un pañuelo.


Al principio cuesta, porque usar un pañuelo atrae miradas y críticas. De algunas mujeres que lo notan ridículo y te lo hacen saber, hasta hombres que hacen el típico chiste de mal gusto. Hay que ser fuerte y lograr que te resbale. Si estás contenta con el resultado, que el otro se curta. 

Acá les dejo algunos tutoriales que encontré en Pinterest, el mar de ideas.


Solo van a necesitar un pañuelo o pedazo de tela. Cuanto más grande, más posibilidades. Con un cuadrado de 90cm x 90cm ya podemos comenzar. 


Otro tip para tener en cuenta: cuanto más fina es la tela, menos aparatoso queda el turbante. Las pashminas son muy lindas, pero dan un resultado muy abultado. Yo prefiero usar pañuelos de seda o similar. Como soy petisa tengo que acortar bastantes polleras y generalmente pido que me devuelvan el recorte para usar como vincha (y si, todo se recicla).



Si lo que quieren es conseguir una especie de vincha, pueden probar con un pañuelo más rectangular, tipo bufanda de seda.



Hace un tiempo, Hermès editó unas tarjetas donde explicaba con dibujos con un paso a paso de cómo atar sus famosos pañuelos.


Acá les dejo otras ideas. Con el paso de los días, van a empezar a tomar confianza y animarse a los colores, moños y combinación con accesorios.


Estas dos imágenes (la de arriba y la de abajo) son mis preferidas. Cuanto más aparatoso, mejor.


Para evitar que el pañuelo se corra y el peinado se pierda, es importante que usen horquillas o invisibles. Tampoco duden en batir un poco el pelo si lo tienen muy lacio.


El peinado no tiene que quedar perfecto, pueden quedar mechas sueltas para que parezca más natural.



En estos días, (lamentablemente) tenemos bastante tiempo para probar diferentes peinados e ir acostumbrándonos a nuestra imagen con este accesorio. Anímense, van a ver que es un camino de ida.


2 comentarios

¡Las leo!

© Get Glam Or Die Trying • Theme by Maira G.