SLIDER

Trucos para no gastar de más en la farmacia.


¿Quién no fue a la farmacia por un remedio y terminó comprando cremas y maquillajes? A veces puede ser un problema. Algunos tips para no perder la cabeza (y el sueldo):

  • Pagá en efectivo. Siempre ayuda a caer en la realidad ver el monto de dinero que gastamos en esa compra impulsiva. ¿Vas a la farmacia y sabes que te podes tentar? Lleva un monto máximo de plata.
  • Hacé una lista de lo que necesitas. Tener en el teléfono una lista de productos de belleza que necesitas ayuda a no gastar de más. No es necesario hacerla siempre que vas a la farmacia. Hace una y tenela a mano. 
  • Pensá en si esa compra puede esperar a una oferta. Si es de necesidad vital, se compra, sino se espera.
  • En el caso de que esa compra sea inevitable, también existe la opción de un tamaño chico. Tienen algunos shampoos y acondicionadores si lo que queres es probar algo nuevo, cremas (Dermaglos tradicional), entre otros. Ojo, a veces los tamaños más chicos terminan saliendo más caros que los grandes, pero es una buena opción si compramos por primera vez y para probar.
  • Conoce tus colores en el caso del maquillaje y los ingredientes que necesita tu piel.
  • ¿Qué uso le vas a dar? Una cosa es comprar algo que vas a usar mucho y otra que no es tan necesaria. Ahí podes evaluar si vas a amortizar el costo usando ese producto muchas veces o es solo para probar o usar de vez en cuando.
  • Después de agarrar el producto, no vayas directo a la caja, da unas vueltas antes de pagar. Quizás tomándote un tiempo te das cuenta de que ese producto no era tan importante y necesario. 
  • la pregunta que define todo: ¿realmente necesitas eso?
Todxs podemos caer en la tentación (🙋🏻‍♀️) lo importante es que nos sirva.


 

No hay comentarios

Publicar un comentario

¡Las leo!

© Get Glam Or Die Trying • Theme by Maira G.