SLIDER

Ruby Woo y Ruby Phew, rojos icónicos de MAC.


Si hablamos de labiales rojos, Ruby Woo de MAC es el primero (o dentro de los 3 primeros) que se nos viene a la mente. Este rojo le queda bien a todo el mundo, tanto que se venden 4 por segundo. Podrá ser imitado pero nunca igualado. Las que conocen de maquillaje lo reconocen a simple vista en boca ajena.

Su lanzamiento fue en 1999 como parte de la colección Retro Matte. En la época del gloss, este labial sin brillo tiene el truco de tener un subtono azulado neutraliza el amarillo de los dientes y favorece a todas las pieles. Desde ese momento, todas lo amaron y sigue vivo hasta 2022, dándole batalla a cualquier rojito que intente hacerle frente.

Es un color que dura 8 horas, es bien seco y un tanto difícil de pasar, para ser sincera. Para que quede uniforme hay que hacer 2 o 3 pasadas, tenerle paciencia y saber que da trabajo, pero vale cada segundo invertido.




Para las fanáticas de este color (yo soy una), MAC acaba de lanzar el clásico color pero con 4 texturas. Yo tengo el Retro Matte Lipstick Ruby Woo y el Retro Matte Liquid Lip Colour Ruby Phew.

La presentación de la barra es un envase rojo profundo matte con el nombre en negro en tapa y labial. En el caso del labial líquido, Ruby Phew, la base es vidrio matte con el nombre en él. El aplicador tiene forma de diamante, lo que permite delinear con la punta y aplicar bastante producto con el centro.

En la foto,  la textura de Ruby Phew líquido arriba y abajo el Ruby Woo. Si bien se nota brillante, seca muy rápidamente, queda completamente matte y con un acabado aterciopelado.



Ruby Woo es el clásico, es bastante seco, van a tener que pasar varias veces la barra para un color profundo y dramático. Con el primer de MAC se desliza perfectamente y dura intacto por varias horas por si no le tienen paciencia. Promete hacerlo durante 8 horas, pero es relativo como todo: depende de lo que comamos y bebamos. El centro del labio, como siempre, es el primero que se desgasta. 

Como pueden ver en el detalle, si tienen algunas arruguitas en el contorno de los labios les conviene delinear porque puede correrse fácilmente. En la foto ven el labial sobre la piel desnuda (sin delineado, primer, etc).



Ruby Phew no necesita muchas capas, con 1 alcanza para conseguir ese color intenso y pigmentado. Transfiere muy poco a la mascarilla, pero también depende mucho de la humedad del ambiente. Con la condensación del aliento puede correrse un poco, es por eso que recomiendo delinear antes. Promete durar 8 horas, pero también el centro es el primero que se borra. El resto es inamovible. Al tener un aplicador con punta de diamante es más fácil usarlo de para delinear el contorno.

Seca al minuto aproximadamente después de haberlo colocado. Es el acabado más matte de todas las versiones. Es terciopelo puro, se siente divino sobre la piel.




En esta foto pueden ver la diferencia entre Ruby Woo y Ruby Phew. El clásico Woo marca un poco más las líneas de los labios y tiene un poco más de brillo (siempre dentro de la gama matte). Phew es terciopelo, no marca las líneas.



Salen bien con desmaquillantes en aceite o bifásico. Con agua micelar común van a estar siglos para sacar todo... ni que hablar de una leche.

A partir del 4 de marzo van a estar a la venta en los locales de MAC los 3 tonos nuevos y con esta presentación especial. Aguanten unos días! 😃

¿con cuál se quedan? ¿Woo o Phew?



2 comentarios

¡Hola, gracias por tu comentario! Como no soy dermatóloga ni cosmetóloga, no puedo armar rutinas. Solo puedo ayudar con las características de los productos y brindar información.

© Get Glam Or Die Trying • Theme by Maira G.