SLIDER

Una máscara para cada pestaña.


Muchas de nosotras compramos máscaras de pestañas sin prestar atención a la necesidad, es así que quizás un rimmel nos deja las pestañas amontonadas y pegadas, otras ni se ven y siempre terminamos enchando la culpa al producto. 

Hoy en dia en el mercado hay opciones que alargan, otras que aportan volumen, otras que curvan y otras que buscan todo. La diferencia muchas veces esta en el cepillo, otras en la fórmula... ¿quién dijo que la compra era fácil y rápida?

Primero lo primero: conocer nuestras pestañas y ver qué queremos o necesitamos de un producto. Todas son diferentes: finas, gruesas, rectas, rebeldes, etc. Eso nos va a ayudar mucho a la hora de elegir un tipo de máscara, asi vamos a tener que buscar unas pestañas finas una que aporte volumen. Para unas gruesas, aporte curva. Para unas rebeldes va a ser mejor buscar una opción que les mantenga la forma a lo largo del día, como una opción waterproof.

Si nos tocamos mucho los ojos, una máscara waterproof va a ser la mejor opción. No hay que tenerle miedo a este tipo de producto; se retira muy fácilmente con un desmaquillante bifásico o con un algodón húmedo con un poco de aceite de almendras o coco.

El color: la opción negra puede ser demasiado dramática para un ojo con pestañas rubias. En ese caso lo ideal seria ir por un color marrón. El marrón oscuro también puede ser bueno para unas pestañas más rojizas. El negro super dramático es para una mirada que quiere ser protagonista.

Otro punto muy importante: porque cada cepillo tiene una función y, combinado con una fórmula especial, hace que se adhiera a los costados del pelo o prolongue, aportado un resultado diferente:

  • Las cerdas cortas y separadas son las más indicadas para alargar.
  • Las cerdas largas y juntas son para aportar volumen y mejorar la curva. 
  • Muchas cerdas definen y separan pelo por pelo.
  • Las cerdas irregulares son las mejores para un acabado natural. Si el cepillo tiene un twist, donde las se ve un espiral, alargan y dan volumen al mismo tiempo.
  • En forma de cono, facilita la aplicación en lagrimal y para poder destacar partes del ojo. Tienen un efecto rizador y levantan la mirada.
  • Cuanto más grande el cepillo y más cerdas tenga, más volumen va a generar. 
  • Con forma de peine, separa y evita grumos. Es la mejor opción para pestañas rebeldes.
  • Con forma de cuchara, abarca todo el ojo y peina. Es perfecta para curvar, sobre todo si presionamos en la base de las pestañas.
  • Cepillo recto y tupido es ideal para pestañas medianas y largas, pero finas

Yo siempre armo una especie frankenstein de máscaras si me gusta la textura de una y el cepillo de otra. Si me gusta mucho el cepillo, muchas veces lo guardo y uso con otra mascara. Eso si, hay que limpiarlo bien: lo dejan en agua con detergente toda la noche y después enjuagan. Si el producto es waterproof, dejen en aceite varias horas, enjuagan, vuelven a limpiar con un poco de detergente y listo.

Si quieren todo en uno y nunca encuentran opciones, pueden probar con primers, que son como máscaras blancas que se colocan antes y aportan volumen. 

¿Quieren usar varios productos combinados? primero coloquen las alargadoras y al final las de volumen o curva. Si ponen una al agua y otra waterproof, esta última va al final.

Por último, pero no menos importante es que a veces por más producto que ponemos las pestañas no logran mantener la curva. En ese caso, el arqueador es la mejor solución. Se usa antes de colocar el rimmel y para que quede bien natural prueben presionar en 3 puntos: primero en la base, cerca de la raíz; después en el medio y por ultimo cerca de las puntas.


 

3 comentarios

  1. Hola Vero, alguna mascara de color marron para recomendar? Cuesta encontrar una buena...

    ResponderEliminar

¡Las leo!

© Get Glam Or Die Trying • Theme by Maira G.