SLIDER

Manos, pies y cuerpo, la piel olvidada.

 


La piel de cada parte del cuerpo tiene necesidades diferentes y necesita cuidados particulares. El grosor de la zona del escote no es la misma que el de las rodillas o manos, es por eso que mientras algunas están en perfecto estado, otras pueden resecarse. 

- El que más a la vista tenemos y que solemos olvidar más fácilmente es el escote. Es una piel muy delgada, sensible y no tiene compartimentos grasos, lo que genera una pérdida de elasticidad y arrugas con mayor facilidad y rapidez que otras partes del cuerpo. Para colmo, es la que más sufre con los cambios de temperatura: durante el invierno está tapada y con mucho roce; durante el verano está super expuesta y sin hidratación suficiente. Es muy difícil acordarse de ella pero a la vez es muy fácil cuidarla: extendiendo las cremas faciales hasta donde comienza el corpiño, lo mismo que la limpieza. Algunas pensarán que es un gasto de dinero, pero no, es una inversión. No realicen exfoliaciones muy seguido para no debilitar su barrera ni irritarla.




- Los pies están mas expuestos a la fricción, roce y golpes. El verano es cuando más sufren por el uso de zapatos más abiertos y el contacto con el exterior estimula el engrosamiento de la epidermis, lo que puede generar agrietamiento y dolor. Lo mismo sucede si estamos mucho tiempo descalzos. La exfoliación durante todo el año es lo mejor para evitar un mayor engrosamiento y la hidratación puede mejorar la suavidad y flexibilidad para no llegar al verano y desesperarse por el estado, haciendo locuras para tenerlos a punto en tiempo récord.

- Las manos: las primeras en mostrar los signos del envejecimiento al mancharse, resecarse en extremo y arrugarse. La piel es delgada y frágil en el dorso, con poca actividad de las glándulas sebáceas. Con el paso del tiempo hay mayor tendencia a la resequedad. Las palmas, por el contrario, tienen una epidermis gruesa y resistente, que igualmente puede agrietarse por el contacto con detergentes, alcohol en gel o productos irritantes. De todo el cuerpo, las manos son las que tienden a ser más secas. Sufren durante todo el año, aunque en invierno se resecan más fácilmente.

· Cuerpo: acá la barrera protectora en toda su superficie está formada por componentes grasos y líquidos. Los grasos están producidos por las glándulas sebáceas y el líquido, depende del sudor y el agua que llega a la epidermis proveniente de las capas más profundas. Según el funcionamiento de estos dos componentes la piel puede ser normal, seca o extra seca (en menor escala se nota en manos y pies).

· La piel normal es fina, lisa, sin arrugas y elástica. Los poros están cerrados y son pequeños. Tiene buena tolerancia a los jabones, cambios de temperatura.

· La seca es áspera y rugosa al tacto. Puede presentar descamación, tiene poca flexibilidad y elasticidad. Hay poca tolerancia a los agentes externos, puede tener arrugas y se siente tirante con algunos jabones.




La piel extra seca se nota mucho en piernas y brazos, donde la descamación es notoria. Se vuelve más seca con los años, sobre todo en la menopausia debido a la disminución de los estrógenos. No resiste fuentes de calor seco como la calefacción.

  • Podemos probar con leves exfoliaciones. Ya sea con scrubs, cremas con AHA (las mismas que usamos en la cara). En el caso de pieles sensibles de todo el cuerpo les recomiendo consultar con un dermatólogo.
  • Usar cremas nutritivas. En el caso de las manos, llevar con nosotras alguna crema hidratante para ponernos a lo largo del día si es que usamos mucho alcohol en gel.
  • Guantes en el caso de manipular detergentes o productos abrasivos.
  • Parece una obviedad, pero usar protector solar en las manos ayuda a que no se manchen ni envejezcan tan rápido. Hoy en día hay cremas hidratantes anti manchas.
  • Las telas nobles son las que más cuidan del roce y resequedad. Las telas sintéticas son más agresivas y pueden generar irritación y malestar.
  • A la noche podemos humectar bien la piel de los pies con un viejo truco: ponernos unas medias de lana o algodón para un shock de nutrición y previamente una capa gruesa de crema . También pueden hacer algo parecido con las manos, pero usando guantes (que sea de día, dormir con guantes de goma debe ser un poco incómodo)
  • En el caso de las pieles ultra secas, buscar jabones corporales syndet para que recuperen la barrera cutánea.
  • Hidratar o nutrir la piel después de la ducha es una manera de potenciar el tratamiento.
Algunos de mis productos preferidos son la crema Nivea Creme (lata azul), la línea Lipikar de La Roche Posay para lavar y humectar, también Cicaplast. En cuanto a jabones syndet, el pH5 de Eucerin es excelente para reponer lípidos y el Lipikar previamente nombrado. En los pies tienen mascarillas peeling (las de Coony son excelentes) para generar una exfoliación intensa que renueva y deja la piel suave, también mascarillas. Si son vagas como yo, a las que nos cuesta hidratar el cuerpo después del baño, la crema hidratante corporal de Dermaglós Hidratación Inmediata en spray es una salvación o la crema Nivea Bajo la Ducha.

¿uds tienen estas partes del cuerpo olvidadas o no? Yo reconozco que los pies son mi debilidad, siempre me los olvido. Pero mi escote recibe exactamente las mismas cremas que la cara.

No hay comentarios

Publicar un comentario

¡Hola, gracias por tu comentario! Como no soy dermatóloga ni cosmetóloga, no puedo armar rutinas. Solo puedo ayudar con las características de los productos y brindar información.

© Get Glam Or Die Trying • Theme by Maira G.