SLIDER

Nuevo Mineral 89 Probiotic Fractions, la solución para pieles estresadas.


Ayer se presentó via zoom el nuevo Concentrado Mineral 89 Probiotic Fractions de Vichy, un producto especialmente pensado para pieles que sufren por stress.

El stress es una reacción natural del cerebro cuando necesita estar atento y alerta. Hay momentos donde ese estado nos sirve para la vida diaria, pero cuando nos excedemos se genera un stress negativo donde el cuerpo entra en una especie de situación artificial de crisis, como si estuviéramos en peligro. Generalmente, el realizar muchas tareas a la vez nos genera ese estado. El impacto de esta situación no solo tiene efectos en el cuerpo, sino también en la piel.

El stress genera cortisol, que se nota en la piel con resequedad, ya que roba los reservorios naturales de agua y altera los microorganismos que están en la superficie, haciéndola menos resistente a las agresiones del exposoma, que es el conjunto de eventos que suceden en la vida de las personas desde que nacen hasta que mueren (pueden leer más en este link)


Los efectos del exposoma pueden verse fácilmente si comparamos nuestra piel al despertar y a las 12 de la noche: vamos a notar las líneas de expresión marcadas, la piel opaca y hasta "caída". Otros efectos que no se ven tanto son el desequilibrio del microbioma de la piel (que puede generar irritaciones, resequedad, envejecimiento prematuro, exceso de sebo o falta de él),  mayor probabilidad de tener brotes, pérdida de elasticidad y también baja capacidad antioxidante o de defenderse frente a las agresiones externas.

Para este tipo de pieles es que se crea Mineral 89 Probiotic Fractions, un concentrado que se suma al booster que ya conocemos (y que pueden leer más en este link). La diferencia entre uno y otro es que mientras el Booster Mineral 89 clásico tonifica y fortalece la piel, Probiotic Fractions la repara y regenera.

Probiotic Fractions puede ser usado por todos los tipos de piel (hasta las más sensibles -aunque se recomienda una consulta con un dermatólogo) y todas las edades. Se colocaría después del booster y antes de las cremas. Solo se necesitan 2 a 4 gotas en cara y cuello. Puede ser usado solo o acompañado de otros tratamientos, no hay ninguna contraindicación en cuanto a mezclas de ingredientes.

Su textura es un poco más densa que la del booster clásico, no es tan gel, sino más bien lechosa. Se esparce muy fácilmente sobre la piel y no deja sensación pegajosa.

Puede usarse de día, de noche o en ambas ocasiones. De día va a proteger contra la polución y la oxidación; a la noche repara y mejora el despertar de la piel (y es verdad, hace unos días que lo estoy usando de noche y la luminosidad es evidente). 

En su formulación encontramos más ingredientes que en el M89 clásico: tiene el agregado de niacinamida antioxidante, antiinflamatoria y reductora de edemas, vitamina E antioxidante y fracciones probióticas, que son partes significativas de las bacterias benéficas de la piel (en el concentrado no hay microorganismos vivos, sino partes estimulantes de ellos). 

Esos microorganismos, Vitreoscilla Filiformis, se encuentran en el agua termal volcánica de Vichy, son muy sensibles a los cambios ambientales y se obtienen mediante biofermentación interna. Son biodegradables, 100% naturales. Aceleran la velocidad de recuperación de la función barrera de la piel y estimulan las defensas naturales.

Siguen presentes en este concentrado el ácido hialurónico hidratante, la glicerina y el agua termal Vichy.

Como les conté más arriba, estoy usando este concentrado desde hace unas semanas y realmente me gusta mucho. Lo uso a la noche y noto la piel mucho más luminosa a la mañana.

Ya está a la venta en farmacias.
¿alguien lo probó?

1 comentario

¡Las leo!

© Get Glam Or Die Trying • Theme by Maira G.